España2000 Castellón contra la reforma energética

El sector azulejero atraviesa el momento más delicado de su historia, provocado por la caída de la construcción y la crisis financiera entre otros motivos. Un sector industrial que es de vital importancia para la provincia de Castellón, pues allí se encuentra afincado el 95% de este sector. Esta actividad genera un gran número de empleados, llegando en época de bonanza económica a dar trabajo a unas 28.000 personas, casi todas en el triángulo del Azulejo, formado por las localidades de Onda, Villarreal y Alcora.

Las empresas azulejeras están haciendo equilibrios financieros y sobreviven gracias a las exportaciones, a la optimización de recursos y a una fuerte reducción de personal, poniendo en peligro el prestigio y la categoría de la industria del azulejo español que se encuentra entre las más importantes del mundo.

Sin embargo, este dato debió ser olvidado por el Ministerio de Industria cuando publicó el 13 de julio en el BOE, el Real Decreto sobre medidas urgentes para estabilizar financieramente el sistema eléctrico. En el citado Decreto se preveía un incremento de los peajes técnicos para las instalaciones de régimen especial, incluyendo la cogeneración y suprimiendo todas las bonificaciones.

La aprobación de dicho Decreto, supone la supresión de uno de los principales botes salvavidas a los que se agarraba el sector azulejero, ya que el calor que desprenden los hornos es utilizado como fuente de ingresos extras, reportando a las empresas azulejeras alrededor de unos 25 millones de euros anuales por producción de energía eléctrica por cogeneración.

Ante la adopción de esta nueva normativa, tomada por un Gobierno del Partido Popular, España2000 Castellón

ADVIERTE que este Decreto ataca de forma directa a la industria azulejera castellonense ya que al suprimirse las bonificaciones anteriormente reseñadas, va a llevar a todas las empresas del sector a pérdidas, va a provocar una pérdida internacional de competitividad frente a otros países productores, y la consiguiente pérdida de empleo y cierre de empresas.

CONSIDERA necesaria la reformulación de la normativa con carácter urgente, reconociendo las particularidades de este sector, así como que se adapten las bonificaciones para evitar un impacto negativo en la actividad industrial, y se reconozca el alto grado de eficiencia energética de las mismas.

INSTA a las empresas azulejeras del “triángulo” a que no paguen la crisis con los empleados, y consideren los despidos como la última forma de salvación empresarial. Si los despidos fueran irremediables, España2000 ruega encarecidamente a los empresarios del sector que mantengan prioritariamente en los empleos a los españoles, frente a la mano de obra foránea desarraigada; de esta forma se evitaría el éxodo de españoles hacia otras provincias o países en busca de un empleo, así como se protegería en cierta medida a las familias españolas que siempre han apoyado, consumido, y promocionado el sector azulejero español.

Share