Las cestas de Navidad se llenan de productos chinos importados que rebajan su precio

MÁS RUINA PARA LOS PRODUCTORES ESPAÑOLES

MÁS RIESGO Y MENOS CALIDAD PARA LOS CONSUMIDORES

La voracidad y la falta de escrúpulos de algunos distribuidores hace que estos acudan cada vez más a los establecimientos asiáticos para confeccionar las cestas de Navidad, tendencia que desde la agencia de control de calidad AsiaInspection denuncian porque “existe la posibilidad de que estos lotes importados no hayan superado un exhaustivo examen de calidad, y puedan causar estragos en la salud de las personas”.

Y es que este año las grandes empresas de distribución incluirán turrones y conservas, así como algunos embutidos, elaborados en China y que no habrán superado ningún control de calidad entre otras cosas “por falta de personal”  como aseguraban portavoces de esta empresa en los micrófonos de Radio Intereconomía.

En un comunicado, la empresa especializada en el control de calidad de productos importados declara que la “grave situación” que atraviesa España desde hace varios años ha fomentando este tipo de compras de bajo precio.

Uno de los barómetros y controles realizados por la compañía durante este año arrojaba el dato de que un 51% de las inspecciones practicadas en el sector alimentario acabó descubriendo defectos mínimos, a los que hay que sumar un 10% de fallos relevantes que podrían desembocar en graves problemas para la salud.

El resultado “es más alarmante” si se compara con los productos no alimenticios, ya que en esta área se ha detectado un 30% de error en los procesos de elaboración.

En definitiva, desde AsiaInspection, indican que “es esencial acabar con esta situación desalentadora”, y advierten de que “una inspección a tiempo puede evitar consecuencias irreparables en un futuro”. 

Inspecciones que lamentablemente no se llevarán a cabo.

Desde España2000 insistimos en la responsabilidad del consumidor a la hora de hacer sus compras, y a pesar del precio, se incline por los productos españoles y europeos, además de no arriesgar la salud de nuestros seres más queridos será una forma de luchar contra la crisis que azota nuestro país, una compra responsable es garantía de calidad y una ayuda vital para nuestra maltrecha economía.

Consulta pinchando aquí la noticia relacionada, ofrecida por Intereconomía.

Share