No a la violencia contra la mujer

contra las imposiciones del islam

Nota de prensa | Onda, 27 de Noviembre de 2012

Acabamos de celebrar el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, y volvió a convertirse en otro ”Día Internacional para el Ejercicio Institucionalizado de la Hipocresía”.

No se puede decir, como el PP pretende, que rechazan unánimemente la violencia de género cuando están permitiendo y hasta fomentando que en nuestra sociedad que intenta avanzar hacia la igualdad, anide otra sociedad extranjera que no tiene interés por los derechos de la mujer. Una sociedad de radicales islámicos que absorbe cantidades millonarias de dinero público en proyectos de integración pero que no se integran ni se integrarán.

La progresía de este país desde su ingenuidad, protege el crecimiento de esta sociedad creyendo que la multiculturalidad nos enriquecerá a todos.  Los fánaticos religiosos no obedecerán nuestras normas, simplemente simularán en público que lo hacen.

Como Bildu y su entramado que se sirven de la Constitución que odian para atacar sus cimientos desde la legalidad , los musulmanes se servirán de la Constitución para destruirla (como ya han adelantado los fundadores de PRUNE su partido político en España).

El Corán, no solo es un libro de referencia espiritual como lo pueda ser la Biblia para los Cristianos, si no que es el libro de referencia para leyes , moralidad, aplicación de castigos , economía, etc…

Creemos que esta ley islámica (la Sharia), es cosa de países lejanos, pero en España, en cada oratorio y mezquita se renuevan las bases de una ideosincracia en la que el hombre prevalece sobre la mujer.

Leamos el Corán , ese libro de referencia absoluta:

– Llamad para que sirvan de testigos a dos de vuestros hombres; y si no encontráis dos hombres, entonces, un hombre y dos mujeres que os parezcan aceptables como testigos (parece ser que la mujer vale la mitad que un hombre).

– Herencia; Dios os prescribe lo siguiente: al varón le corresponde el equivalente a la porción de dos hembras (otra vez dos mujeres valen lo que un hombre).

– Si alguna de vuestras mujeres comete una indecencia, buscad a cuatro testigos presenciales; y si dan testimonio de ello, recluidas en sus casas hasta que les llegue la muerte o Dios les procure una salida por su arrepentimiento.

– Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan,enn ausencia de sus maridos, de lo que Alá mandan que cuiden. ¡Amonestad a aquellas que temais que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen no os metáis más con ellas. Alá es excelso, grande. (4:34)

-¡Profeta! Dí a tus esposas, a tus hijas y a las mujeres de los creyentes que se cubran con el velo. Es lo mejor para que se las distinga y no sean molestadas. Alá es indulgente y misericordioso. (33:59)

-Flagelad a la fornicadora y al fornicador con cien azotes a cada uno. Por respeto a la ley de Alá, no uséis de mansedumbre con ellos, si creeis en Alá y en el ultimo día. Y que un grupo de creyentes sea testigo de su castigo. (24:2)

Todas las mezquitas en España , reciben subvenciones del Estado.

Como primera medida pedimos que dejen de subvencionarse estos centros en los que se promueve el control del hombre sobre la mujer.

Segunda medida: dificultar el acceso a las ayudas sociales. Pedir cinco años (y no los dos actuales) de empadronamiento para recibir subsidios económicos.

Como tercera medida, la transparencia. Que no se escondan a los medios de comunicación los casos de violencia de género y que se sepa la nacionalidad de sus autores (porque la nacionalidad, cuando importa para lo bueno, también debe importar para lo malo).

Que en este municipio, ya que se ha formado la “Policía Antirracismo” que se supone para defender a los extranjeros de los españoles (con ese nombre no se desprende otra utilidad), se instruya a algunos agentes para defender a los españoles de los extranjeros (especialmente a las españolas).

Share