La federación Respeto recibe el apoyo de la líder de Pegida

Plataforma per Catalunya (PxC), España2000 (E2000) y Partido por la Libertad (PxL) crean la nueva organización política, Respeto, con el ánimo y la intención de acudir a las próximas citas electorales e ir forjando la nueva alternativa social y patriota con implantación en todo el territorio nacional.

Comarruga, provincia de Tarragona, ha sido el escenario, el sábado 23 de abril, del congreso fundacional de la nueva federación social e identitaria, Respeto. En el acto fundacional se recibió el apoyo del movimiento europeo contra la islamización, Pegida, con la presencia de su principal dirigente, Tatjana Festerling.

Durante el congreso se presentó la declaración política basada en la lucha contra el sistema corrupto, por la justicia social, la defensa de la familia, la soberanía nacional y la lucha contra la islamización.

Tatjana Festerling explicó que espera que sea el inicio de una relación duradera y que nos permita trabajar juntos por los valores y la identidad de Europa. Auguró un gran futuro a la nueva organización, que espera que crezca en los próximos años y se refirió a los presentes como “Patriotas Europeos contra la islamización de Occidente”. En su alocución resaltó que “la islamización, junto a la crisis económica, es el principal problema de Europa en estos momentos, alentada por políticos alejados de su pueblo, como Angela Merkel”.

El presidente de Respeto será Rafael Ripoll, principal dirigente de España2000, que ha explicado que Respeto nace para defender “la soberanía nacional, la identidad y los derechos sociales y políticos de los españoles”.


El vicepresidente August Armengol (PxC), ha manifestado que “Europa es tierra de templos, palacios, castillos y catedrales, pero no de mezquitas, minaretes ni muecines” y que “desde Comarruga, una de las playas de moda en Cataluña, lo que queremos son bikinis en la playa y no burkas en la calle”.

El secretario general José María Ruiz, de PxL, ha incidido en “la falacia del liberalismo asegurando que la globalización sólo favorece a las clases dominantes, al capital transnacional y a los mercados financieros siendo que la economía debe estar al servicio de las personas y del bienestar general”.

thumb_DSC_0019_1024

Share