España2000 ante los atentados terroristas de París

España2000 condena en los términos más enérgicos los cobardes atentados terroristas perpetrados en París. Atentados cometidos contra civiles inocentes, que han arrojado un trágico saldo de decenas de muertos y heridos. Nos sentimos conmocionados ante la brutalidad de lo sucedido y deseamos enviar nuestras más sinceras condolencias y total solidaridad a las familias de las víctimas, así como a todo el pueblo hermano de Francia y reafirmar nuestro rechazo absoluto a cualquier forma de terrorismo.

No es el primer ataque que ha sufrido Europa de manos de los islamistas y lamentablemente creemos que no será el último. En los últimos años la riada de inmigración musulmana ha desatado el conflicto social en suelo europeo, intentando implantar en nuestras ciudades un modelo social incompatible con la democracia, los derechos humanos o la separación de poderes.

La expresión más radical de este fenómeno es la disposición del Islam a extenderse mediante la violencia, la Guerra Santa o Yihad. El yihadismo no entiende de negociaciones ni de pactos. Pero hay que tener en cuenta que a la Yihad no se llega de forma espontánea. La Yihad nace en el seno de comunidades islámicas instaladas en suelo europeo. No es posible la una sin la otra.

Ningún estado está libre de esta lacra, pero es un hecho que existen muchas más posibilidades de sufrir sus consecuencias en aquellos países abiertos a la inmigración como Francia o España, que en otros que ejercen el control de sus fronteras como Hungría.

Los atentados de Paris nos recuerdan una vez más, que el Islam ha declarado una guerra total. Pero los responsables de esta guerra se libre en suelo europeo no son solo los terroristas, lo son también los responsables los políticos y los Gobiernos Europeos de estos últimos años. Gobiernos que han abierto las puertas a la inmigración y han tolerado la difusión de ideas contrarias al estado de derecho, cuando no abiertamente delictivas, amparándose en una mal entendida tolerancia o en la libertad religiosa.

Por todo ello exigimos una respuesta contundente de los Gobiernos Europeos, más allá de las vacuas manifestaciones de repulsa y solidaridad. La presencia del Islam en suelo europeo genera suficientes incertidumbres como para que las sociedades democráticas se preserven de un conflicto tan seguro como innecesario. Nos oponemos al asentamiento del Islam en Europa y exigimos un cambio en la política comunitaria al respecto.

En los próximos años Europa afronta uno de los retos más importantes de su historia.

Vamos a tener que decidir si permitimos que la islamización se asiente en nuestro suelo. Si vamos a plegarnos a las exigencias islámicas y perder nuestro estilo de vida o vamos a mantenernos firmes en nuestro modelo de libertades y derechos.

Los atentados de París no constituyen un hecho aislado. Son la expresión más brutal de un conflicto mucho más amplio que se está gestando en colegios, mezquitas, barrios o espacios públicos. Desde España2000 llevamos años denunciando esta situación. Es el momento de que Europa plante cara a este conflicto. Es la continuidad del modelo de sociedad segura, social, libre y soberana que propugnamos, lo que está en juego.

Share