España2000 Silla exige medidas para la defensa de la agricultura

España2000conelPequeñoAgricultor

Andrés Vicent denunció públicamente durante la pasada sesión plenaria de Silla, el abandono general que sufre la agricultura valenciana por parte de las administraciones, tanto regional como estatal.

En su intervención, expuso como el Código Penal vigente no es nada eficaz en lo que refiere al robo agrícola, ya que se contabilizan más de 20 millones de euros en pérdidas por esta lacra, cantidad que si la sumamos el contenido del metal puede superar los 45 millones de euros en 2013 según estimaciones de AVA-ASAJA. Todo ello en base las denuncias registradas, las cuales no recogen la totalidad de sucesos, ya que buena parte de ellos no se denuncian.

Como medidas para frenar la oleada constante de robos y se le devuelva el respeto a un sector muy noble como es la agricultura, Andrés Vicent exigió que se rebajará la consideración de delito por robo de 400 a 180 Euros, así como se castigara de forma efectiva la reincidencia.

Siguiendo en su denuncia sobre el abandono general del sector, Vicent también recordó que nos encontramos ante un sector en el que el relevo generacional actualmente es imposible, así como los agricultores que por edad pasan a jubilarse, lo hacen con una pensión media de 320 euros, siendo obvio que esta situación se deriva de la incapacidad de nuestros gobernantes para comprender la peculiaridad del sector agrícola.  Por ello, Vicent propuso que para mejorar el poder adquisitivo de los pensionistas, se aumenten las cuotas de producción por cuenta propia de 9.000 a 15.000 Euros y se modifiquen el número de jornadas y su duración, proponiendo que pasen de 90 a 130 y no sean más de 5 seguidas, respecto a las 6 establecidas.

Además, el portavoz de España2000 en Silla no olvidó recordar el daño que han hecho los acuerdos con Marruecos al campo valenciano, los cuales vulneran tanto los derechos del productor, como del recolector español, ya que el precio de venta directa no corresponde al precio que se le paga al productor, favoreciendo un mayor beneficio al intermediario y al especulador.

Del mismo modo, recordó como la Asociación Valenciana de Agricultores no cesa de exigir a las autoridades fitosanitarias de la Comisión Europea que cumplan el compromiso público adquirido en lo que refiere al control sanitario y de calidad de los productos que pasan por nuestras fronteras, ante los reiterados incumplimientos por parte de los productos marroquíes.

Ante esta dura perspectiva para el campo valenciano, Andrés Vicent no dudó en reivindicar una política proteccionista para la producción de nuestros campos, como puede ser la implantación de aranceles y la revisión de los acuerdos que rigen nuestra producción, con el fin de que la agricultura valenciana y la del resto de España, sea un sector viable y ocupe el lugar que se merece.

Share