Roban todos los que nos llaman fascistas

Roban todos los que nos llaman fascistas

Roban los populares.
Roban los socialistas.
Roban los independentistas.
Roban los comunistas.
Roban todos los que nos llaman
fascistas.

Con el insulto fácil y falso tratan de distraer la realidad queriendo señalar enemigos para esconder su desvergüenza.

El Consejo General del Poder Judicial ha dado a conocer un informe del servicio de Inspección según el cual los Juzgados y Tribunales tramitan un total de 1.661 procedimientos que afectan a tipos penales de corrupción política y económica: prevaricación, cohecho, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, estafas y apropiaciones indebidas, entre otras.

En la Comunidad Valenciana hay nada menos que 280 procedimientos, detrás de Andalucía con 656.
Mientras España tiene una deuda pública de más de un billón de euros que no podrá devolver, mantenemos diecisiete autonomías, centenas de miles de puestos públicos, asesores, etc., perfectamente amortizables, nos dedicamos a rescatar con dinero público a todas las cajas y bancos insolventes.

Fischer convenció a Roosevelt para realizar fuertes quitas de la deuda, justo lo contrario de lo que han hecho estos miserables, porque ¿Qué otro calificativo merecen quienes están arruinando a todo un pueblo y a las generaciones futuras, llevando a la desesperación a millones y al suicidio a no pocos, para mantener intactos los privilegios de una casta política corrupta y sus más de dos millones de enchufados?
-De Guindos afirma con toda su cara que “hoy estamos mejor que hace un año”-.

Absolutamente falso la economía esta cayendo al 3.2 % interanual, tres veces más rápido que a principios del 2012; el paro se ha incrementado en más de un millón de personas en 14 meses; la deuda pública total se ha incrementado en 145.000 millones, el 13.9 % del PIB; los salarios se han desplomado un 10 % de media y las familias han perdido el 25 % de su riqueza.

Mientras todo esto ocurre y los ladrones han entrado a saco en la cueva de Alí Babá, como los payasos, quieren distraernos con sus juegos malabares, calificando e insultando a los que nada tienen que ver con ellos.

Y a nosotros nos llaman fascistas.

José Luis Roberto Navarro
Presidente de España2000

Share